Amistad. No te preocupes, la del problema soy yo.

Tan hermosa como las palabras familia y amor es la palabra Amistad. De los amigos  se dicen son los hermanos escogidos por voluntad y de ahí que los lazos con un verdadero amigo sean tan fuertes y duraderos.

Un amigo es aún más cómplice que tu propia familia, un amigo te ayuda aunque no comparta tu mal comportamiento, un amigo te tolera tus deslices, tus descuidos, tus olvidos. Un amigo te saca del fango, te recupera, se aburre contigo si es del caso, sufre tus desgracias y disfruta tus alegrías. Un amigo crece a tu lado, es generoso y llega a hacer cosas que no quiere por solo verte feliz. Un amigo se compromete contigo y también se sacrifica.

amistad-no-te-preocupes-la-del-problema-soy-yo

Amo la amistad y me encanta tener amigos aunque los que tengo se cuenten con las manos. Yo los amo, los respeto y los admiro. El tener pocos amigos es claramente mi culpa, porque a mi mundo solo permito que entren pocos y porque todas esas cualidades que me encantan de una amistad son difíciles de hallar. A lo largo del camino son muchos los que se acercan a tu lado, pero pocos los que se quedan. Son muchos los que te adulan y te pretenden llenar de palabras vacías, pero pocos los sinceros. Son muchos los que se acercan por conveniencia (laboral o personal)  y pocos de forma orgánica.

Me gusta emplear la frase: “cuídate no de lo que hables de mí frente a otros. Cuídate de lo que hables de otros frente a mí”, pues su coherencia y sentido de amistad para con los demás es realmente importante. Su accionar lo vigilo, pues me gusta tener en mi círculo de amigos a personas buenas y transparentes, sensatas, sensibles y en control de sus emociones para cuidar sus palabras y accionar, capaces de no cambiar de opinión frente a alguien como si se estuvieran cambiando de ropa. Me gustan los amigos de mentes formadas y maduras.

Mis amigos del alma, varios de ellos de la niñez (los amo) o de más de 15 años, los hallé sin proponérmelo. Esa sin duda es la clave. Una amistad no se presiona, nace de la nada, aparece de repente. A veces, y como en la mayoría de mis casos, es tan simple como el momento en que te cruzas un par de miradas o das un abrazo sincero – esto también es vital. Los abrazos y las miradas dicen mucho de la gente – en realidad, lo dicen prácticamente todo. Esas conexiones inexplicables son las mejores primeras señales que te permiten saber si has encontrado un verdadero amigo, y son esas mismas las que hacen que su lazo de amistad se perpetúe aún cuando no lo veas frecuentemente, no se hablen por teléfono todos los días o incluso ya no vivan en la misma ciudad o país.

No sé si se trata de la edad o el estar casada, del agua o del viento o del cambio de ciudad, pero cada vez hago menos nuevos amigos. No me siento tan “preparada” y enérgica para gastar mi tiempo en amistades que no tienen futuro, en personas que no van a cambiar y que no me interesa cambiar. Todo eso que detesto que haga un amigo es cada vez más frecuente encontrarlo, porque sí bien ser totalmente coherente en este mundo es imposible, la gente no se es fiel ni a un mínimo de sus propias convicciones, solo porque en este mundo TAN social y competitivo optan por encajar dentro un grupo y complacer a los demás más que a sí mismos, prefieren “estar a no estar”, prefieren ser alguien en grupo que ser alguien por sí solos.

En una ocasión, un gran amigo bromeando me decía: “Mija, pero sí que sos exigente. Buscás amigos, no novios, ni maridos”. ¡Ah! Qué frase tan tremendamente divertida e inolvidable, que me hacía pensar en que definitivamente la del “complique” siempre he sido yo. Que las exigencias que hago son “terriblemente difíciles de cumplir” (como si fueran para mi propio beneficio. Pfff). Lo que mi amigo quizá olvidó en ese preciso momento fue que cuando yo encuentro a un amigo, al igual que a mi marido, me gusta pensar que ha sido para el resto de mi vida.

Anuncios

Hora de opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: