Los estándares de belleza. ¿Qué es bonito y qué no?

En este mundo estamos llenos de imposiciones ridículas y una de esas son los odiosos estándares de belleza. Es absurdo imponer estándares para un concepto que es absolutamente abstracto, que pasa además por el filtro de los gustos personales y, sobre todo, por una cuestión química, que ya como humanos ni siquiera podemos controlar.

Pienso esto mientras me entero del “fashion bullying” que le ha hecho un sector en España a la esposa del jugador James Rodríguez, Daniela Ospina, tras la presentación oficial del “crack” colombiano en el estadio Bernabéu del Real Madrid. Dicen que hasta apareció listada en una revista donde hicieron un ranking con las mujeres “más feas” de los jugadores europeos, y los calificativos en redes sociales no valen la pena ni repetirlos aquí.

que-es-bonito-y-que-no-los-estandares-de-belleza

Los reinados, la industria de la moda y la televisión son los que más han distorsionado este concepto, imponiendo un sentido de la armonía y de la estética que en muchos casos raya en lo cómico, pero que, y muy parodójicamente, terminamos siempre aceptando (como buenos borregos). De hecho, son a veces tan ilógicos, que hasta las modelos y celebridades que vemos en anuncios y revistas deben ser alteradas por el cirujano virtual – el duro del photoshop.

Miremos tres ejemplos:

  • Las extensiones sobre el pelo natural

feo-vs-bonito-los-estandares-de-belleza-pelo

“Pelo malo” (como el título de la película venezolana, en la que un preadolescente sufre porque su pelo no es liso y así lo quiere para la foto del colegio). El pelo debe ser delgado, poco abundante y claro, liso, muy liso. Si no lo tienes así, más bien corre a comprar pelucas, extensiones y paga costosos tratamientos químicos para mantenerlo liso y con un brillo que ilumine como un bombillo – para ratificar que está “sano”.

  • La piel pegada a los huesos

feo-vs-bonito-los-estandares-de-belleza-cuerpo

Un diseño bien “lucido” exige que una modelo esté prácticamente en los huesos. Inadmisibles son los gorditos naturales que llegan con la edad, por aquello que la eliminación de grasa es más lenta, y lo normal, en otros casos, es armar todo un tablero de triqui en el estómago. Ese si que es un símbolo de una mujer “saludable”. Este estándar siempre ha sido una dificultad para un gran número de modelos de nuestra región que por naturaleza nacen con una contextura más gruesa – ni soñar con estar en la lista de Top Models.

  • Dientes relucientes

feo-vs-bonito-los-estandares-de-belleza-dientes

Se empezó con un tono normal y una “necesidad” de eliminar las manchas. Ahora la estética dental ha llevado esto al tipo de blanco imposible. Lo ridículo del tema queda perfectamente caricaturizado con la imagen del actor Stanley Tucci como Caesar Flickerman en la saga “Los Juegos del Hambre” (búscala).

Los estándares de la belleza tienen la intención de explotar el potencial físico de la persona, pero con el boom que vive en este Siglo XXI, el concepto se ha distorsionado. Ya hace rato que dejó de explotar la naturalidad de la mujer, enseñando, por el contrario, a apreciar la artificialidad: implantes en cualquier área, eliminación de manchas, pecas, lunares, arrugas, ojeras, bolsas, líneas de expresión, o hasta la creación de una “sutil” sonrisa eterna.

Definitivamente, pobre Daniela Ospina que no casa dentro de estos “exóticos” estándares de belleza. Esta mujer, al igual que la mayoría, deberá vivir con el karma de no pertenecer a este modernismo que adora todo lo artificial.

“La belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma” – Hanrik Ibsen

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Hora de opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: